Blockchain, fintech y contabilidad financiera.

Como apuntábamos en la anterior entrada, BLOCKCHAIN: UNA PRIMERA APROXIMACIÓN, una de las aplicaciones de blockchain son los servicios financieros.

Tapscott, D. y Tapscott, A. (La revolución Blockchain”. Edit.Deusto. 2017) identifican los aspectos de los servicios financieros más sensibles al cambio con la utilización de blockchain:

  1. La autentificación de la identidad y el valor.

La tecnología blockchain permite a los usuarios establecer una identidad que sea verificable, sólida y criptográficamente segura además de aportar confianza cuando se precise.

2. Movimiento de valor.

El sistema blockchain es al movimiento de valor lo que la estandarización de contenedores supusieron al movimiento de mercancías: reducen los costes, aceleran el intercambio, disminuyen los riesgos y estimulan el crecimiento y la prosperidad.

3. Almacenamiento de valor.

Carece de sentido que las personas tengan que depender de las entidades financieras para que custodien sus activos financieros o les proporcionen una cuenta corriente o de ahorro. Por otra parte y a través de blockchain, las entidades financieras dispondrían de un mecanismo más eficaz para comprar y guardar activos financieros sin riesgo.

4. Prestar valor.

Con blockchain es posible emitir, negociar y liquidar instrumentos de deuda tradicionales directamente. De este modo reducimos los riesgos y las dificultades al aumentar la liquidez y la transparencia. Esto es especialmente útil para quien no dispone de una cuenta bancaria.

5. Intercambio de valor.

El sistema blockchain acorta los plazos de liquidación de todas las transacciones de días y semanas a minutos y segundos.

6. Financiar e invertir.

La obtención de beneficio mediante un negocio financiero suele requerir la participación de intermediarios: bancos de inversión, abogados, notarios, registradores… Blockchain automatiza muchas de estas funciones habilitando nuevos modelos de financiación entre iguales permitiendo que las transacciones sean más eficientes, transparentes y seguras.

7.Asegurar el valor y gestionar el riesgo.

Utilizar sistemas de reputación basados en el capital social, económico, conductal y otros factores de reputación permite a las aseguradoras formar una opinión y consiguientemente tomar decisiones más acertadas relativas al el riesgo actuarial.

8. Contabilidad para crear valor.

Los nuevos métodos de contabilidad que usen registros distribuidos de blockchain harán que la auditoría y la comunicación de la información financiera sea transparente y se lleve a cabo en tiempo real.

Mejorará también la capacidad de los reguladores, de los emisores de normas (ICAC, CNMV), de los auditores y de otras partes interesadas en conocer la información financiera de empresas y organismos.

En opinión de Tappscott & Tappscott (ob.cit.) la contabilidad (financiera) presenta 4 problemas fundamentales:

  • La fiabilidad del sistema depende de la buena voluntad de los administradores y eso no siempre ocurre. Tenemos múltiples casos que ilustran esta deficiencia: Enron, Lehman brothers, Pescanova, Bankia…
  • Muchos de los errores contables se derivan de fallos humanos. Efectivamente, la introducción errónea de un registro puede tener graves consecuencias en la información comunicada.
  • Leyes USA, como la Sarbanes-Oxley de 2002 poco han aportado para acabar con el fraude contable.
  • La contabilidad tradicional no se puede conciliar con los nuevos modelos de negocio, por ejemplo, contabilizar microtransacciones.

La información que recibe un usuario de la contabilidad financiera es como la de quien mira a una persona que baila delante de una luz estroboscópica. Sabemos que baila pero no vemos como lo hace, solo vemos fotogramas”. Por parte, la auditoría contable consiste en dar fe de que la información proporcionada por la contabilidad refleja la imagen fiel de la empresa. “Es como pretender imaginar el aspecto de una vaca a partir de la degustación de una hamburguesa”.

En opinión de los autores, una forma de perfeccionar la “partida doble” consistiría en incorporar una tercera entrada para el “registro mundial” que sería de acceso inmediato para quien desease conocerlo (accionistas, inversores, prestamistas, reguladores, auditores, proveedores…).

Al hacerlo:

  • Se garantizaría la integridad del sistema.
  • Cometer fraude sería mucho más difícil ya que “lo hecho” no permite volver atrás para modificarlo.

Blockchain significaría hacer transparente las finanzas de la empresa en tiempo real. De cara a los inversores es totalmente disruptivo. Mientras que la mayoría de las empresas reportan cada tres meses, puede haber alguna que lo haga a demanda.

Otra de las aportaciones disruptivas de blockchain guarda relación, como apuntábamos al comienzo, con la reputación.

Todos tenemos una reputación que constituye un factor esencial de la confianza en los negocios y en la vida cotidiana. La reputación constituye la base de la confianza, sin embargo, los intermediarios financieros no han usado la reputación como base para crear confianza entre individuos y bancos. El empleado del banco que nos atiende cuando hacemos una solicitud de préstamo, puede valorar que nos comportamos con integridad pero el sistema de calificación del banco no lo hace. En el sistema actual la reputación social no pondera en el mundo de las finanzas; ¿cómo dar un préstamo a una persona que carece de recursos o a quien no puede cumplir con los requisitos de identidad exigidos (DNI, cartilla de la seguridad social, certificado de residencia o historial financiero) pero que gozan de elevada reputación en su entorno más inmediato?. Este inconveniente lo resuelve blockchain ya que al registrar y archivar todas las transacciones en un registro inmutable crea una senda digital en base a las huellas que hemos ido dejando lo que define nuestra reputación, solvencia y fiabilidad.

Por otra parte, el propietario puede elegir qué atributos de la identidad digital desea utilizar en cada situación. Así, para pedir un préstamo facilitará al banco cierta información requerida pero exclusivamente esa y nada más que esa. Una aplicación de esta tecnología es la plataforma de préstamos P2P BTCjam. Esta plataforma usa la reputación como base para la concesión de préstamos de forma que los usuarios pueden vincular su perfil de BTCjam a Facebook, Linkedin, ebay o Coinbase para reforzar su reputación. Los usuarios de la plataforma empiezan con una calificación baja pero enseguida pueden ganar reputación demostrando que son prestatarios fiables.

La elección de atributos de la identidad digital sería igualmente aplicable a plataformas como Uber o Airbnb para la valoración de los usuarios y anfitriones.

En un sistema basado en la reputación nuestra solvencia no es consecuencia de la puntuación que otorga una agencia calificadora o un registro de morosos (Asnef, Rai, Cirbe) sino de un conjunto de atributos que forman nuestra identidad y avalan nuestra capacidad de devolver un préstamo. En el caso de empresas la calificación crediticia también podrá incorporar otros aspectos de la reputación que la utilización de blockchain posibilita como la solvencia económica, la competencia profesional y la conciencia social.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s